miércoles, 24 de enero de 2018

JEAN-CLAUDE VAN JOHNSON

Jean-Clade Van Damme ataca de nuevo perpetrando una serie en la línea JCVD y es muy de agradecer que vuelva a reírse de sí mismo en lugar de torturarnos psicológicamente con telefilmes basureros de serie z. Parecía que había vuelto al buen camino con Los mercenarios 2 pero le tiran más los telefilmes malos que a un tonto un lápiz (no lo juzgo, todo el mundo tiene que comer, pero es dolor). Advertencia: es una serie para frikis en general y para flipados de las artes marciales en particular que hayan visto todas las películas de la buena época del actor. Esto es antes de The Order y los dos títulos mencionados anteriomente. En la serie Jean-Claude se interpreta a sí mismo como un actor de acción venido a menos que decide abandonar su retiro tras encontrarse con un viejo amor. Pero no sólo vuelve al mundo del cine de acción. Detrás de las esperpénticas producciones en las que interviene, hay toda una trama de espionaje y su nombre en clave es Johnson de ahí el juego de palabras del título. De momento se ha rodado una temporada de seis capítulos. No sé si harán más pero es más que suficiente para dejarte en estado de shock. Los guionistas parecen haber consumido multitud de sustancias alucinógenas de las buenas porque lo que plantean no es ni medio normal, pero no tiene desperdicio. A mí me ha encantado pero he reconocer que no es para todos los públicos. Eso sí, si eres fan de Van Damme tienes que verla.

viernes, 19 de enero de 2018

LASKO

Para poneros en situación: la típica noche que no puedes dormir y te pones a ver la tele. Como ya es tarde, en la mayoría de las cadenas dan variantes de la teletienda y de repente ves una serie. <<Bueno>> piensas <<a ver de qué va esto, total para ver anuncios de la batamanta…>>. Al principio todo parece normal ves a un fraile en lo que parece una investigación policial, no es lo más habitual, pero bueno. De repente el fraile se descamisa ¡Madre del Amor Hermoso! ¿Este tío vive en un monasterio o en un gimnasio? Los curas donde yo vivo no tienen esa pinta. Pero lo más desconcertante es que agarra una vara y se pone a repartir leña al más puro estilo monje shaolin. Para mí que los guionistas no tenían claros los distintos tipos de órdenes religiosas. El descamisado en cuestión pertenece a una orden inventada llamada pugnus dei (el puño de dios) y claro van por ahí repartiendo amor. Luego descubrí que también existe un telefilm (bastante espantoso) y que es el origen de todo. Ahí queda eso, el que quiera que investigue por su cuenta.

Nota: sé que es friki, pero la última de star wars ya la ha comentado todo el mundo.

lunes, 15 de enero de 2018

BETTER CALL SAUL

Se trata de un spin off de Breaking Bad centrado en el personaje de Saul Goodman el abogado de Heisenberg. En realidad es una precuela de la anterior. Empieza con la situación actual de pseudo protección de testigos en la que se encuentra Saul tras los acontecimientos de la serie original y luego realiza una analepsis para narrar sus inicios como abogado. No creo que los abogados estén muy contentos de cómo se los retrata en la serie, pero me temo que, al menos en Estados Unidos, hay mucho poso de verdad en lo que se cuenta. Se recuperan algunos personajes de Breaking Bad como Mike, Gus o Héctor Salamanca y se complementa la acción de la primera serie. El tono, la fotografía y la manera en que está hecha recuerdan mucho a la original pero como el tema central es el derecho y no las drogas no te deja tan mal cuerpo, aunque no te lo deja muy bien, tampoco. Una crítica social mordaz. Muy recomendable.

jueves, 11 de enero de 2018

LAS VACACIONES DE JESÚS Y BUDA


Jesús y Buda se han tomado un año sabático y ahora comparten piso en Japón. El anime (también existe el manga) cuenta las experiencias de estos dos iluminados y su relación con la gente, los malentendidos con los vecinos ¿de dónde sacan sus camisetas? ¿Por qué suceden tantos milagros en el barrio? No puedo decir más aparte de que es una obra interesante y entretenida, muy respetuosa con estas dos figuras religiosas.

lunes, 18 de diciembre de 2017

la tontería esa del inglés

Cervantes plasmó perfectamente el espíritu español pero se quedó corto, si en sus tiempos éramos ya unos quijotes, ahora somos directamente gilipollas. Ahora nos ha dado por el inglés. Parece que si no hablas inglés no tienes derecho a la vida y que para cualquier trabajo sin cualificar tienes que tener un perfecto acento londinense ¿nos hemos vuelto locos o qué? Empezamos con la manía absurda de no traducir los títulos de las películas, si has traducido el la película entera ¿en serio vas a dejar el título en inglés? pues sí y además les importa una mierda que se trate de una saga y que en las primeras entregas se haya traducido. Toda la vida ha sido <<la guerra de las galaxias>> ahora es <<star wars>> ¿Y qué significa <<star wars>>? pues ni más ni menos que <<la guerra de las galaxias>> pero en inglés hace más culto. Luego el esnobismo de ver las películas en versión original subtitulada porque así aprecias los matices de interpretación de los actores, sí pero no la del director de fotografía, porque yo mientras pierdo el tiempo mirando las letras no veo tres leches, sin contar con que al leer no escucho y no capto ningún matiz interpretativo, lo único que capto es si la voz del actor en cuestión me gusta o no. Si sabes tanto inglés échale huevos y quita los subtítulos.  Eso sin contar con que no todas las películas están rodadas en inglés ¿vas a ver también a pelo el cine de hong kong o de bolywood?
Lo más humillante está llegando ahora. Hay quien aboga por que hay  impartir la educación en inglés. Cualquiera que haya trabajado dando clases de lengua en un instituto sabe que los alumnos actualmente no son capaces de hablar correctamente ni su propia lengua materna. Y me refiero al castellano, no al inglés. Nuestro sistema educativo está para desmantelarlo y empezar de cero pero eso daría para varias entradas, centrémonos en el tema que nos atañe. En España no se habla en inglés a menos que trabajes en una multinacional y/o viajes mucho. Es absurdo pretender que un agente de desarrollo LOCAL y lo de local lo pongo en negrita y mayúsculas a propósito, sea elegido en base a sus altos conocimientos de inglés. Para abrir un pequeño negocio de artesanía en un pueblo de Teruel o de Burgos no te hace falta ¿Con quién vas a hablar, con los chinos? Me da a mí que tus vecinos, que son los que van a comprar tus productos (no olvidemos que se trata de un negocio local) no tienen necesidad alguna de hablar contigo en inglés.

viernes, 15 de diciembre de 2017

saga invicto

Es un despropósito en su propia concepción. Parte de una película con presupuesto protagonizada por Wesley Snipes. Un film de boxeo clásico pero en un entorno carcelario.Una película correcta, bien hecha y entretenida. El fenómeno surge a partir de invicto 2 cuándo alguna mente enferma creo la figura de Yuri Boyka que, en origen aparece como villano. Se transforma entonces en un telefilm basurero pero que resulta tremendamente hipnótico. El entorno pasa de ser una cárcel estadounidense donde se organiza una liguilla de boxeo legal, con sus árbitros y sus reglas a una cochambrosa y corrupta cárcel siberiana donde las mafias tienen montado todo un tinglado de apuestas ilegales. Hay que señalar, que a pesar de las condiciones climatológicas extremas todos los luchadores van absolutamente descamisados.  La figura de Yuri Boyka es el imán perfecto para convertirla en una saga de culto.
El personaje resulta tan atractivo que pasa a ser el protagonista absoluto de la saga. Yuri Boyka es en realidad, un ser espiritual y profundo al que nadie comprende. Parte de la base de que Dios le ha dado un don: ser el luchador más completo de todos los tiempos y el hecho de no aprovecharlo sería contrariar los designios divinos. Por eso se dedica a repartir mamporros a diestro y siniestro. Es algo que no se puede explicar. Hay que verlas. De hecho la primera, siendo la mejor con creces, parece difuminarse dentro del contexto de la saga. Boyka está interpretado por Scott Adkins el luchador más desaprovechado de todos los tiempos, pero de eso ya hablaremos en otra entrada. 

martes, 12 de diciembre de 2017

Diferencias entre el intérprete y la voz lírica

Visto que la ignorancia y el sentido común campan a sus anchas sobre todo por los medios, me he decidido a escribir esta entrada para aclarar dudas. Brevemente, Tu puedes llamarte Lola y cantar el <<Soy minero>> y el mensaje de la canción es el mismo que si te llamas Paco.  Una cosa es el narrador del poema o canción (voz lírica) y otra el sexo de la persona que recita o interpreta. En muchas canciones de Mecano por ejemplo, la voz lírica es la de un hombre y sin embargo son interpretadas por una mujer sin ningún problema. Ahora parece que si ambas voces no coinciden hay que cambiar la letra, y entonces se producen incongruencias, en algunos casos aberrantes por intentar igualar dos cosas que no tienen nada que ver. Un poema Lorca si está bien recitado tendrá la misma fuerza lo recite quien lo recite. Yo puedo decir  <<Y yo me la llevé al río / creyendo que era mozuela / pero tenía marido>> y da igual si soy una mujer el mensaje es el mismo. Si me da por cambiar la letra pues...<<y yo me lo llevé al río (hasta ahí tira que te vas)/ creyendo que era ¿mozuelo?(a la mierda la rima) / pero tenía ¿Marido? (lo acabo de hacer homosexual / bisexual) ¿Mujer? ( a la mierda la rima, la estrofa, el contexto y poema entero). Lo que quiero decir es que lo importante es mantener la esencia de lo que se quiere decir independientemente de quién lo transmita.