miércoles, 2 de febrero de 2011

Grandes misterios de la humanidad : Calidad y premios culturales

¿Por qué las películas premiadas en los festivales internacionales de cine son tan absolutamente aburridas y /o deprimentes? ¿Es que acaso una buena película no puede ser entretenida, divertida, emocionante o simplemente agradable de ver? Es más, ¿Por qué las películas con profusión de efectos especiales (por ejemplo, las de ciencia ficción) sólo se llevan premios en categorías técnicas como maquillaje, vestuario, efectos especiales o fotografía? ¿Es que una película de súper héroes por ejemplo, no puede estar bien dirigida o tener un buen guión? y qué decir de los premios a los actores. En un 99,9% de los casos es por su participación en un dramón. Es extraño, porque la mayoría de los intérpretes sostiene que es mucho más difícil hacer reír que hacer llorar. Entonces, ¿por qué no conceden los premios a las interpretaciones cómicas? Todo esto me hace sospechar que hay un esnobismo rancio que rodea al cine y al arte en general, que pretende que la calidad esté reñida con el disfrute de la obra. Si te lo has pasado bien no has entendido nada. Una película buena es una película sesuda, lenta, con muchas desgracias personales, que hace que salgas del cine con una depresión nerviosa y sintiéndote culpable por no ser tan desgraciado como el sufrido protagonista. Hagamos una reflexión ¿Es la película buena independientemente de que sea dramática, o es el dramatismo el que confiere la calidad a la obra?

No hay comentarios:

Publicar un comentario