viernes, 23 de marzo de 2012

LA PRINCESA PROMETIDA

La película es buena pero el libro es mejor. Es el típico libro que  te marca un antes y un después, sobre todo si lo lees de pequeño. Una novela de aventuras, honor, amor verdadero, piratas, princesas, milagros, conspiraciones, amistad, venganza...y humor. En el libro hay muchas más cosas que en la película, te explica  por ejemplo, la decepción del autor-personaje al comprobar que el libro de aventuras que le leía su padre cuando era pequeño y que le había hecho reconducir su vida, predestinada al fracaso, resulta producir un sopor infinito en su hijo.  Eso le lleva a descubrir que lo que en realidad le relataba su padre era una selección de los mejores momentos, omitiendo, por ejemplo, las quince páginas en las que se explica con detalle cómo los nobles hacen las maletas. Decide entonces hacer una versión mejorada de la novela, que es la que se nos muestra en el libro. Una novela para disfrutar, y una frase que ha cambiado mi vida para siempre: <<Hola, me llamo Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir>>



No hay comentarios:

Publicar un comentario