martes, 26 de junio de 2012

Don Gil de las calzas verdes


Divertida comedia de enredo aunque mejor habría que llamarla "de mucho enredo" y aún así sería quedarse corto porque Juana, la protagonista, miente más que habla y está dispuesta a inventar cualquier cosa con tal de impedir que don Martín, se salga con la suya y consiga llevar a término su matrimonio con doña Inés. Matrimonio muy ventajoso puesto que la dama es rica, y el galán no ha dudado en abandonar a Juana dejando mancillada su honra. Para evitar que ella lo persiga se hace pasar por don Gil de Albornoz y parte a Madrid a cortejar a doña Inés, pero Juana se entera, se viste con unas calzas verdes simulando ser un hombre y se hace pasar también por don Gil, adelantándose a todos los movimientos de su antiguo amante. Luego para evitar que sospeche de ella, le hace llegar una carta diciendo que está embarazada y por eso, ha ingresado en un convento donde llora su desgracia, alquila la casa que hay junto a la de doña Inés y haciéndose pasar por una tal doña Elvira, le cuenta disparatadas historias sobre su pretendiente, para que lo aborrezca. Idea mil engaños y enredos que no relataré aquí y finalmente, todo se soluciona como corresponde a las comedias de enredo.

No hay mucho más que decir, Tirso es muy grande y merece la pena leerlo, aunque recomiendo  ver la obra representada porque hay tanto enredo que en ocasiones, y sobre todo para un lector no habituado al género, puede resultar un tanto confusa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario