miércoles, 11 de septiembre de 2013

EL HOMBRE DE LOS PUÑOS DE HIERRO

No cabe duda de que Tarantino está por medio ni de que el director ha consumido cine oriental de serie más que Z en cantidades superiores a las aconsejadas. Muestra de ello es el trabajo del peluquero que me dejó tuerta desde la primera toma. Eso y que los créditos están en chino (creo). La película es hiperbólica, acrobática, absurda y sangrienta pero tiene encanto. Los actores deben de haber disfrutado de lo lindo interpretando semejante incongruencia. Una película entretenida, para disfrutarla sin reflexionar demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario