lunes, 7 de marzo de 2016

John Wick

Tú mataste a mi perro, prepárate a morir. Y no sólo te voy a matar a ti sino que voy a eliminar a toda tu estirpe y a cualquiera que pase por allí. Pero con clase, no así a lo loco y de cualquier manera, que las cosas, o se hacen bien o no se hacen.Para empezar me voy a un hotel de sicarios con servicio de médico, recogida de cadáveres, servicio de limpieza y discreción garantizada. Luego te persigo hasta el último agujero en que puedas esconderte y te mato con desprecio, y si no no haber matado a mi perro que yo estaba tan tranquilo en mi casa.
Este es, en definitva el argumento, y no , no es cachondeo es tal cual. El universo creado es tan alucinante que parece sacado de un cómic, aunque, que yo sepa se trata de un guión original. El reparto tiene interpretaciones de lujo y todo está cuidado hasta el más mínimo detalle. Las peleas están muy logradas aunque son sucias hasta decir basta, lo que les da un toque de brutal realismo. A destacar el personaje interpretado por John Leguizamo, que sale poco pero lo borda, y la respuesta del capo mafioso cuando éste le comunica que su hijo ha matado al perro de John Wick : <<Oh>>. A partir de ese momento comienza la acción. Esperemos que la segunda parte que está por llegar sea tan buena como la primera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario