domingo, 22 de mayo de 2016

DEADPOOL

Esto no es una película de super héroes. Según dice el propio protagonista,  puede que él sea super pero desde luego no es ningún héroe. Aunque en el fondo tenga su corazoncito. A mi modo de ver es una película de super frikis. Pasada de vueltas, irreverente y exagerada, cuestiona los patrones del género y se ríe de sí misma. Si se hubiera tomado en serio hubiera sido un total despropósito. Pero no lo hace, de modo que resulta diferente y divertida. Una advertencia: no puedes ir a verla al cine con tus hijos. Está llena de tacos, obscenidades y gore salvaje. Podrías traumatizarlos de por vida. Está más en la linea de Watchmen o Kick-Ass que en la de los clásicos de Marvel. Se trata de desmitificar al héroe, de darle humanidad con todo lo que ello conlleva de cutre, e incluso soez, pero también aporta cierto realismo, y digo cierto porque es la exageración en estado puro. Para muestra un botón. Aquí tenéis el tráiler.


No hay comentarios:

Publicar un comentario