lunes, 6 de junio de 2016

CAPITÁN HARLOCK

Se puede resumir en una palabra :espectacular. Puedes ver hasta el entramado de las telas de los trajes. Sólo por la calidad de la animación merece la pena verla. El argumento es un poco enrevesado, así que hay que verla al menos un par de veces para captar los matices, aunque a mi juicio si la ves cuarenta veces, sigues viendo cosas nuevas. La animación japonesa es lo que tiene, es profunda. Entre otras cosas se hace reflexionar sobre la gestión de los recursos medioambientales, las paradojas espaciotemporales, los oscuros intereses políticos e incluso sobre la inmortalidad y la asimilación de las almas por objetos. Ahí es nada, todo en uno. A pesar de su complejidad conceptual resulta muy entretenida y agradable de ver, los paisajes, tanto naturales como arquitéctónicos son una auténtica maravilla, y los trajes están basados en uniformes militares, universo pirata y trajes del oeste, aunque parezca un disparate les queda coherente. Dan ganas de ponerse uno. En fin, muy recomendable para los amantes del anime.


No hay comentarios:

Publicar un comentario