miércoles, 22 de marzo de 2017

CIEN AÑOS DE PERDÓN

He aquí una muestra de que el cine español no es tan malo como dicen algunos (con más prejuicios que otra cosa por cierto) Se pueden hacer grandes virguerías si se tiene talento. Para hacer una buena película de atracos no hace falta que venga Bruce Willis pegando tiros como si no hubiera un mañana y destrozándolo todo a su paso en una apología del apocalipsis. A mi Bruce Willis me parece un actor excelente pero todos entendemos a qué me refiero. Basta con un buen guión y una ejecución impecable. El elenco que aparece en la película no tiene nada que envidiar a las estrellas de Hollywood. No me canso de decir que buenos actores hay en todas partes. Me encanta especialmente el juego que dan las diferencias dialectales entre <<el gallego>> y <<el uruguayo>> y la crítica social que se hace, pero con elegancia, sin nombrar a nadie explícitamente. El tono de la fotografía es gris azulado lo que confiere al film un aire de decrepitud que casa muy bien con el los temas tratados: la corrupción, las conspiraciones políticas y las injusticias sociales en un mundo en el que resulta que a veces es difícil saber quién el más ladrón, si el que ejerce el oficio por necesidad o el que envuelto en una pátina de respetabilidad se dedica a robar de manera encubierta.

1 comentario:

  1. Un gusto conoceros ayer y compartir el día. Lo volveremos a hacer, no?
    Voy a darme un paseo por tu sitio, te cuento.
    Un beso fuerte.
    Trini

    ResponderEliminar