viernes, 18 de mayo de 2018

mi instagram da pena

Debería meterme a adivina. Como ya vaticiné en una entrada anterior, soy una negada para las redes sociales, y el hecho de que mi pronóstico se cumpliera a rajatabla lo ratifica: después de cuatro fotos y media de mis libros y una taza de café kawaii me vi obligada a recurrir al tristísimo recurso de buscar fotos bonitas de temática fantástica y compartirlas. 

imagen bonita de temática fantástica
Nivelazo. Y eso cuando me acuerdo o la tecnología me lo permite porque las fotos las tengo en el ordenador y sólo puedo colgarlas desde el móvil. Dejo el enlace en la bitácora porque las fotos me gustan y para que no se diga que no lo he intentado, pero la verdad es que el hecho en sí es bastante patético. Si al menos las imágenes estuvieran relacionadas directamente con mis libros tendría sentido pero mis aptitudes como ilustradora son más que dudosas. Hice el mapa porque mi lector cero iba más perdido que Kung Fu. Poner fotos de mis colegas leyendo mi libro de momento no entra en mis planes, con que haga el tonto yo es más que suficiente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario