miércoles, 23 de marzo de 2011

Grandes misterios de la humanidad VIII: gorediarios

¿Por qué los informativos son tan truculentos? ¿Por qué no se limitan a dar simplemente las noticias? En mi opinión hay tres tipos de noticias: buenas, malas y neutras. Para los directores de informativos sólo dos: deprimentes y sanguinarias. Y encima las dan a la hora de las comidas. Claro, porque no es suficiente trauma que te digan que hay una guerra en algún punto de África, no, lo suyo es que te lo ilustren enseñando cómo se destripan y se descuartizan unos a otros, así en directo, sin anestesia. Y, mientras, tú intentas tomarte una reconstituyente sopa, después de un agotador día de trabajo. Eso si tienes la suerte de tener uno. Además, si salen niños desorientados llorando y manchas de sangre o restos de vísceras desparramadas por el suelo, mucho mejor ¿Quieres dejar de una puñetera vez la cámara y darle un abrazo al pobre niño? Pero, no porque eso no es rigor informativo. Tienes razón. Eso es ser un desalmado. Felicidades. Has dejado morir a una criatura inocente y de paso has subido los índices de audiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario