viernes, 14 de octubre de 2011

FOUR LIONS

Impresionante. Los protagonistas ni son héroes ni son villanos. Son gente normal, inmigrantes de segunda generación en Londres, donde pese a estar integrados, no acaban de encajar por ser musulmanes. Entre los musulmanes tampoco acaban de encajar porque son ingleses. Fruto de esta confusión de identidad, deciden reafirmarse formando un grupo terrorista, aunque no sean capaces ni de filmar un video de reivindicación en condiciones. Una película divertidísima pero no por ello exenta de reflexión. Lo que no entiendo es por qué no han traducido el título,  si no se trata de ningún nombre propio ni de ninguna expresión intraducible. Nunca entenderé qué criterio siguen.



No hay comentarios:

Publicar un comentario