miércoles, 22 de mayo de 2013

MONGOL

Se trata de  una coproducción entre Rusia, Kazajistán, Mongolia y Alemania. Es la primera de un proyecto de tres  cintas sobre la vida de Gengis Kan. Es una película hermosa, poética y elegante, de fotografía impecable y ritmos lentos al estilo asiático. El problema es que cuando uno piensa en Gengis Kan espera que saquen la espada y corra la sangre desde el minuto cero y claro, ver a un niño observando la estepa, pues no te cuadra. De todas formas al final de la película empieza a haber grandes batallas y supongo que en las posteriores habrá más acción. También se agradece que aparezca el gran Kan como persona y no sólo como guerrero y que se preste atención a sus sentimientos y su relación con su mujer y sus hijos. Se nos presenta como un hombre sencillo y familiar al que las circunstancias llevan irremediablemente a la guerra. Es una buena película pero hay que tener presente que se va a ver una película de corte asiático y no hollywoodiense, si tenemos claro eso podemos disfrutar de este fantástico film.

No hay comentarios:

Publicar un comentario