martes, 5 de febrero de 2013

DOCTOR EN ALASKA

No podía seguir con el apartado de series sin hablar de Doctor en Alaska, serie de culto y, al menos en España, la serie de los tontos. La califico como tal porque al parecer la utilizaban como relleno y cambiaban el día, la hora e incluso modificaban el orden de los capítulos, sin contar con que siempre la daban de madrugada y tenías que esperarte hasta las tantas. Pero aún así, algunos idiotas como yo la seguíamos. Porque hay que ser idiota para dejarse ningunear así. En realidad cuando alguna cadena hace eso con una serie lo mejor que podíamos hacer los espectadores es no sólo dejar de ver la serie, sino también la cadena. A lo que íbamos, lo mejor de esta seríe no es tanto lo estrambótica y original que es sino que después de veinte años está de mayor actualidad que nunca. Aunque la imagen se vea algo antigua, como está ambientada en un pueblo perdido de Alaska, no te chirrían ni los peinados ochenteros de los protagonistas ni sus estrafalarias vestimentas, porque no siguen un mismo patrón, cada uno se peina y se viste como le da la gana, lo que da a la serie un toque de intemporalidad estupendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario