viernes, 15 de febrero de 2013

QUEMAR DESPUÉS DE LEER

¿Qué puede ocurrir si mezclas un gobierno incompetente, un analista de la CIA despechado, una mujer fría, calculadora y más borde que hecha de encargo, una ilusa que cree que la cirugía cambiará su vida, un agente del tesoro que jamás ha utilizado su pistola, pero que cree firmemente que en caso necesario, sus reflejos adiestrados durante años harán el trabajo por él, un idiota integral conectado perpetuamente a los auriculares, una escritora de cuentos para niños, un ex-pope metido a encargado de gimnasio y un agregado cultural ruso? Pues una crítica social salvaje en la que no se salva ni el apuntador. Una película divertida y sorprendente, como todas las de los hermanos Cohen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario